Inicio

Geografía de Thera: Quindarst

Deja un comentario

  Quindarst es una de las ciudades con mayor peso estratégico del sur de Kisea. A caballo entre el norte y los Tres Grandes Reinos del Sur, su Puerto de Tardos se ha convertido en parada obligada para todos aquellos que pretendan comerciar a través del Tar-Anmir, el Mar Gris.

Como capital del reino de Lahmna, Quindarst es el principal centro económico de la Costa Gris y a través de él se establecen las principales rutas marítimas del oeste del continente. Es una ciudad próspera cuya principal fuente de ingresos procede de los aranceles cobrados por las mercancías que circulan a través de su puerto.
La ciudad está completamente amurallada, pero a medida que ha ido creciendo sus murallas han crecido también, creando una red de círculos concéntricos de piedra. En ese centro se encuentra las Tres Torres, la fortaleza en la que vive el rey y se gestionan los asuntos del reino, llamada así por albergar tres bastiones en su interior: La Torre del Rey, la Torre Gris y la Torre del Trono.  Esta fortaleza se encuentra sobre una pequeña loma que hace que sobresalga sobre el resto de edificios, con un aspecto imponente y majestuoso. Esta fortaleza comprende el núcleo principale del barrio de Esperanza.
La ciudad tiene dos entradas principales. Por el este se encuentra el Bastión del Este, una enorme puerta de madera tachonada con grandes remaches metálicos. Tras ella se encuentra un enorme rastrillo. La otra es la Puerta al Mundo, que es el acceso desde el Puerto de Tardos y el Mercado de Agua.
Por el norte y el sur se encuentran la Puerta del Bosque y la Puerta de la Tormenta, de mucho menos tráfico aunque también muy vigiladas. Todas ellas se cierran durante la noche. En el caso de que fuera necesario el acceso a la ciudad en esas horas, sólo se permite a través del Bastión del Este y sólo tras un riguroso control de seguridad.
El Mercado del Agua es el principal mercado de la región y en él confluyen cientos de mercaderes de toda Thera a ofrecer sus mercancías de lo más pintorescas y variopintas. El nombre lo recibió de la Gran Sed, una época de sequía terrible acaecida ciento cincuenta años atrás. En esa época, sólo el Manantial Ergonian, del que recibe su nombre el bosque Tir-Ergonian, se mantuvo fuerte en muchos kilómetros a la redonda. En el Mercado se vendía el agua obtenida en el bosque. A medida que la sequía fue desapareciendo, otros puestos fueron sustituyendo a los de agua hasta que el lugar se convirtió en el centro neurálgico del comercio en todo el oeste de Kisea.
Históricamente ha estado gobernada por la estirpe de Taren, en la actualidad representada por Kreón Taren III, un gobernante bueno e inteligente que rige los destinos de su pueblo con solvencia. Su familia la forman su esposa Lady Fasila y sus hijas, Loena y Leicar.
Los eternos rivales de la familia Taren son los Clem, que gobiernan la vecina región de Clemthan. Si Quindarst tiene el monopolio de tránsito marítimo en la Costa Gris, Marsila de Clem lo tiene de la siderurgia, pues sus ricas minas son famosas en todo el continente. Hasta el momento, se ha establecido un delicado equilibrio entre los metales vendidos por ellos a los Taren y los precios de éstos a sus mercancías de cara al resto de Thera.
Las disputas entre los dos reinos han sido frecuentes, provocando varias guerras muy cruentas denominadas las Guerras de Hermanos.

(Extracto de Geografía e Historia de Thera. Varios Autores.)

Geografía de Thera: El Valle de Pranthas

Deja un comentario

Inmerso en la región más occidental del reino de Ereth se encuentra el valle de Pranthas, un terreno fértil a la sombra de la impresionante cordillera Tartak-oth, cuyo pico más elevado, el monte Tartak, conserva su cumbre nevada todo el año, ofreciendo al visitante una estampa impresionante. Al este se encuentran las colinas Yermath, que ofrecen como paso desde el este, desde la capital, el Paso del Mulo.
El valle lleva habitado practicamente desde la fundación del reino, pues pronto se comprobó que sus tierras eran ricas para la agricultura y la ganadería, lo que le confieren un especial valor para el rey asentado en Ereth. Son tres las poblaciones principales que lo habitan: Pranthas, Qandarië y Klirs, siendo la primera la más poblada y próspera, con una población que ha llegado en ocasiones a los dos mil habitantes, lo que la convierte en la tercera más poblada, después de Trennant y la propia capital, si bien su población se encuentra dispersa en una amplia zona ocupando granjas y grandes cultivos alrededor de un pequeño núcleo central en el que se encuentran los edificios más importantes del pueblo.
El valle se encuentra cruzado por el río Man-Ûrlin, que nace en las montañas y discurre en dirección sur-suroeste hasta el Tar-Ereinan, el Mar Dorado, al que desemboca en un delta junto a la ciudad de Rishmar. Este rio aporta gran parte de la riqueza a la región, pues sus limpias y cristalinas aguas son una fuente continua que irriga los campos con generosidad.
Los acontecimientos que obligaron al hechicero Árgoht a acudir a Pranthas fueron los más graves ocurridos durante toda su historia, ocasionando una riada de personas que abandonaba el valle por temor a aquello que estaba atacando a sus hijos y sus animales y que eran incapaces de capturar e, incluso, de apenas ver. Cuando llegaron a la conclusión de que no era un animal que pudieran cazar con sus medios, pidieron ayuda al rey para encontrar una solución.
(Extracto de Geografía e Historia de Thera. Varios Autores.)

Geografía de Thera: Ereth

Deja un comentario

 Ereth es la ciudad capital del reino de mismo nombre en el que se desarrollan los acontecimientos de La sombra de Pranthas. Es una pequeña ciudad fortificada situada en el noreste del continente de Tesea, entre el bosque Tir-Nâman y las Quebradas de Meldrar. A pesar de no disponer de grandes recursos naturales, el reino de Ereth es próspero gracias a la agricultura y la caza procedente de la cercana cordillera de Tartak-oth, las Montañas Caídas y el valle de Pranthas.
Desde su fundación ha estado gobernada por la dinastía Anturiel, siendo Kantor Anturiel el fundador y primer monarca de la región. Kantor supo reconocer el potencial de la región cuando decidió instalarse allí procedente de Dekan.
La presencia del bosque Tir-Nâman es una constante en la vida de los erethianos en todo los sentidos y en él celebran sus más importantes ritos religiosos y culturales. Por otro lado, las quebradas suponen el contrapunto, pues es un terreno estéril y pedregoso en el que apenas crece planta alguna. 
El reino de Ereth apenas ha sufrido intentos de invasión o guerras, pues a pesar de que los campos de cultivo son fértiles, no dispone de otros recursos naturales. Sin embargo, la población de la ciudad se ha visto mermada en varias ocasiones por severas pestes y plagas durante sus seiscientos años de historia.
Ereth es una ciudad tranquila con una población serena, poco dada a la belicosidad, por lo que la presencia del hechicero Árgoht Grandël entre sus muros supuso un acontecimiento histórico, así como todo lo acontecido durante esos días oscuros.

Historias de la Despensa

Blog literario del escritor Álvaro Franco Montesdeoca

TASUKRA'S PARADISE

Un lugar donde podéis leer mis historias y poemas, reflexiones y escritos, un lugar para que me conozcáis.

Crónicas de Árgoht

Todo lo que necesitas saber sobre la obra de Rayco Cruz y el mundo de Thera.

DAVID B. GIL

Periodista, autor de 'Hijos del Dios Binario' y 'El Guerrero a la Sombra del Cerezo'

Patrulla de salvación

El libro está en peligro. Desde este blog, la sargento Margaret y sus amigas estarán atentas a lo que ocurre en el mundo editorial en castellano para denunciar todo aquello que pueda hacer daño al libro. Para contactar: margaret.salvacion@gmail.com

HISTORIAS DEL METAVERSO

A topnotch WordPress.com site

Amilcar González

Página oficial

Ceremonias

Pequeñas píldoras para leer rápido y pensar despacio

Librería Sueños de Papel

Tu librería online y física en Gran Canaria

Retrazos

Retrazos y yo, pensamientos, reflexiones, conclusiones...

A %d blogueros les gusta esto: