Cambiando de tercio

Es un hecho conocido por todos que escribir es una tarea de constancia y paciencia, de toparse muchas veces con la pared antes de encontrar una puerta adecuada. Yo llevo en esto de darle a la tecla ya un buen puñado de años y he visto de (casi) todo. He conocido autores que escriben toda... Seguir leyendo →

Anuncios

Contar palabras

Desde que las redes sociales se han convertido en parte importante, por no decir esencial, de nuestras vidas, los escritores hemos visto como muchos de nuestros compañeros comparten de vez en cuando sus progresos en sus actuales proyectos diciendo cuantas palabras llevan escritas, o cuantas han sido capaces de escribir ese día. Yo mismo lo... Seguir leyendo →

El lector cero (o cómo darle alas a un amigo para que te ponga a parir)

Cuando empecé en esto de la literatura siempre tuve ganas de que me leyeran. Digamos que sentía esa especie de exhibicionismo masoquista que me llevaba a ir dando a todo el mundo a leer mis textos (ya fueran poemas, relatos o cualquier chorrada super profunda e inspirada). Pero llegó un momento, cuando empecé a ver... Seguir leyendo →

El estímulo creativo (o cómo cortarle la mano a tu protagonista y quedarte mirando qué pasa)

Imagina que tienes un personaje de esos redondos: guapo, fuerte, diestro con el arma, fiel, leal... Es de esos personajes que en fantasía te llenan los capítulos casi con su mera presencia. Aunque no es el mejor espadachín del mundo, lo parece, y encima es ambiguo moralmente, lo que lo hace más atractivo aún. No... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: