Hola a todos. Sé que tengo el blog un poco abandonado últimamente, pero (no se rían) había perdido las claves y me ha costado un poco más de lo previsto restablecerlas. Entre eso y que ando un poco más entretenido con el canal Fantaseando (al que te invito a suscribirte) pues he tenido La llamada de la espada un poco descuidado.

Pero eso va a cambiar. Espero dedicarle un poco más de tiempo a partir de ahora y que sea otra forma de estar en contacto con todos ustedes.

La maldición de HilenaHoy quiero darles un noticia muy esperada por mí: La maldición de Hilena ya está llegando de nuevo a las librerías. Como anuncié hace ya algún tiempo y con algo de retraso, la nueva edición de la que fue mi segunda novela vuelve a ponerse en circulación de la mano de la editorial Mercurio. Con un lavado de cara importante, tanto a nivel estético como a nivel de erratas, La maldición de Hilena regresa más guapa que nunca.

Ver de nuevo esta novela, tan importante para mí, en circulación, es un orgullo que me cuesta explicar. Con sus casi trescienta mil palabras, la labor de revisión y corrección se convierte cada vez en una escalada al Everest. Por eso, cada vez que la termino, es como quitarme un gran peso de los hombros y, con un sonoro suspiro, repanchingarme en el sofá a ver pasar el tiempo. Pero ya está. Por fin ha salido de nuevo a la calle. Ahora sólo falta que ustedes, lectores, le den el visto bueno.

Como siempre, la portada es obra de José Gabriel Espinosa, que ha hecho un trabajo espectacular (una vez más) para mostrar en la cubierta una escena muy importante dentro de la novela.

Ahora sólo falta dejarla volar para que pueda llegar a todos ustedes y que puedan disfrutarla. De nuevo, ¡bienvenidos a Thera!

Anuncios