Han sido muchas las voces que, desde que se publicó La maldición de Hilena en el año 2011 me han dicho que querían saber más de uno de sus personajes protagonistas: la zághera Kleria Hurgöl. Yo siempre respondía que la historia era de Árgoht, y que los demás personajes estaban ahí para completar sus puzle, entrando y saliendo de su vida cuando fuera necesario y que no me veía con la responsabilidad de contar cada detalle de sus vidas previas y pasadas.

Pero Kleria es especial. Ya durante la redacción de la novela sentía que podía dar para mucho más de lo que se contaba en ella y siempre existió la chispa de un spin-off, si bien siempre pensé en escribirla cuando la historia principal de La senda del destino estuviera concluída. Pero no ha podido ser. El descubrimiento de Wattpad me ha dado el pie que, sin yo mismo saberlo, necesitaba. Era ideal. Podría ir escribiendo capítulos de esta nueva historia sin tener que abandonar la redacción de El adalid de la luz, la segunda entrega de la trilogía. De esta forma mato tres pájaros de un tiro: continúo la historia de Kleria donde se quedó, satisfago a quienes me han pedido insistentemente que lo haga y siento las bases de lo que podrá ser (o no) una aparición posterior de las zágheras en los acontecimientos que están por venir. Así nace Paria.

Y esto es lo mejor: ni yo mismo sé a dónde me llevará esta historia. No he trazado ningún esbozo, no he planeado nada ni he creado los personajes que deben ir apareciendo en el relato, como tampoco sé qué extensión tendrá al final. Es a la vez temible e ilusionante ir escribiendo algo que al mismo tiempo voy a poner a juicio del lector, con todo lo que ello supone. Espero no arrepentirme. Creo que va a ser una experiencia agotadora y muy gratificante. El tiempo lo dirá.

Con Paria voy a poner en práctica algo a lo que llevo dándole vueltas mucho tiempo. Hace meses crucé comentarios con un usuario en Facebook en relación a un artículo sobre piratería y él defendía que debería pagarse por un libro (o disco de música o película, da igual) después de haberlo leído. Decía que si no te gustaba, no tenías por qué pagarlo. Esto, a priori me parecía una aberración y le cuestionaba la capacidad moral de la sociedad para llevarlo a la práctica. Pues bien, sin pretender convertirlo en un experimento moral, ni mucho menos, voy a dar la opción a todos los lectores de colaborar conmigo mediante donaciones via Paypal, totalmente voluntarias y anónimas, por supuesto. Las instrucciones las encontrarás en la Introducción de Paria. En cualquier caso, reciba o no aportaciones, seguiré con la historia, pues la cuento por puro placer y ganas de explorar esa etapa de la historia de Thera.

Por último, y no por ello menos importante, esta es la portada, un nuevo y exquisito trabajo de José Gabriel Espinosa. Una delicia.

Portada Paria

De momento hay colgados dos capítulos, y aquí están los enlaces. La semana que viene, subo el tercero.

Paria. Introducción.

Paria. Capítulo 1

Paria. Capítulo 2

Únete a Kleria y a mi en esta nueva aventura. ¡Qué lo disfrutes!

Anuncios