Ante las nuevas recomendaciones que el Ministerio del Interior ha lanzado para evitar violaciones de mujeres, que básicamente se resumen en: quédate en casa, que no te vean mucho y no te cruces con desconocidos, se me ha ocurrido, lanzar mis propias recomendaciones (en vista de que esas están escritas por un patán, yo también puedo hacerlo).

1. Educa a tus hijos e hijas en la igualdad. Explica a tus hijos que todos somos iguales en nuestras diferencias. Haz que crezcan respetando a los demás.

2. Trata de que tus hijos se relacionen con otros niños y niñas por igual sin imponer condicionamientos sexistas.

3. Erradica de tu mente pensamientos que te pongan por encima de las mujeres, como por ejemplo: “No puedo creer que mi jefa sea una mujer”. Si está mejor capacitada para ese puesto, lo merece más que tú. Y punto.

4. Gritar más o ser más fuerte no da la razón. Un “no” es igual de respetable susurrado que gritado a todo pulmón. No es NO.

5. Si alguien de tu entorno muestra actitudes machistas (si es hombre) o demasiado sumisas (si es mujer), trata de hacerle ver que se equivoca. Es difícil que alguien cambie de opinión, pero al menos no le rias las gracias en este sentido. Hazle ver que hay algo en sus razonamientos que no va del todo bien.

6. Respeta.

7. Respeta.

8. RESPETA.

Podría seguir, pero al final todo se resumiría en RESPETO y EDUCACIÓN. No hay más historias por muchas vueltas que se le quiera dar.

Anuncios