Tengo por intención y objetivo leer cada libro que ha sido presentado en la librería Sueños de Papel. No es tarea fácil dada la cifra de autores que han pasado ya por allí, pero poco a poco lo voy haciendo.

Esta vez ha sido el turno de Ades. Ángeles desvanecedores, primera entrega de la trilogía Dominadores de Almas de Mélani Garzón Sousa, cuya lectura tengo pendiente desde marzo del año pasado, cuando presentó su novela en la mencionada librería (además se le hizo una entrevista muy interesante que puedes leer aquí).

Decir que Ades me ha sorprendido quizás es quedarme corto. Siendo literatura juvenil y primera novela de la autora, esperaba un texto plagado de erratas y errores (sí, puro prejuicio, lo reconozco), pero para nada ha sido así.

Pero empecemos por el principio. La sinopsis dice así: ¿Sabes lo que es el miedo? Ese terror que te paraliza y te consume, y lo único que deseas es desaparecer con tal de que acabe esa agonía. Pues eso es lo que yo siento cada vez que veo a un Vein, porque sé que tengo ante mí a una bestia cuya única finalidad es destruirme. Y lo peor es que esos terribles monstruos… Son humanos.

El SSIS, equipo encargado de combatir a los Ades, sabe que son ladrones, asesinos, despiadados, antinaturales… Pero querrá estar de su lado cuando descubra a los Vein. ¿Merece la pena combatir un mal, si es el único capaz de vencer a otro mal aún mayor?

La sinopsis apenas aporta nada de lo que el lector va a encontrar en el interior del libro. Desde el principio la autora nos ofrece acción a raudales, con unos personajes complejos y muy definidos en todos sus aspectos. Dado que el elenco de protagonistas es amplio, esta parte me parece la más complicada de llevar a cabo. Conseguir que seis o siete protagonistas de peso tengan cada uno su correcta cuota de participación, su pasado y su carácter bien definido habla muy bien de la labor de ensamblaje de la obra, el trabajo oscuro que surge cuando la redacción primigenia ha terminado.

Además, la acción vertiginosa se alterna con la introspección y el diálogo en una corriente fluida, sin atracones y sin quedarse corta ni de la una ni de lo otro.

Mélani Garzón

Mélani Garzón

La edición más reciente de la novela, reeditada por Alentia, incluye ilustraciones realizadas por la propia autora (ilustradora además de escritora) que mi edición, la inicial editada por Círculo Rojo, no contiene, cosa que aporta valor añadido al libro.

Por supuesto, siendo la primera novela de Mélani, no está exenta de cosas que a mí no me gustaron del todo (sin llegar a ser errores) como una apresurada presentación de los protagonistas principales, los Ades que dan título a la obra, o el abuso del adverbio “bastante”. Por lo demás, la técnica es muy buena para una autora novel.

Así pues, una novela trepidante y altamente recomendable cuya continuación Vein Breaker ya está a la venta y a la que espero meterle mano en breve para que no me pase lo mismo que con su predecesora y no se pase un año en la estantería esperando su turno. Mélani, por la calidad de sus textos, se ha ganado un ascenso en mi casi interminable pila de lecturas

Anuncios