Hace unos meses saltaba la noticia de que Zack Snyder quería hacer la secuela de Man of Steel. Como era de esperar, dado el excelente rendimiento que la nueva versión del superhéroe había dado en las carteleras (y sigue dándolo). No han tardado mucho en dar el pelotazo de anunciar que en esa segunda parte aparecía el héroe que ha resucitado el género: Batman. Todos los que supimos de la noticia dimos por sentado que el actor tras la capucha de cuernitos sería de nuevo Christian Bale, pero no podíamos estar más equivocados.

Partiendo de la premisa de que a mi entender la secuela de MOS debería ser en exclusiva para Superman, sin compartir cartel con nadie más, y dejar una colaboración para una película propia o, mejor aún, directamente para la largamente pospuesta Liga de la Justicia, lo menos que uno podía esperar es que la elección del actor (una vez descartado Bale) fuera acertada, como lo fue Henry Cavill para encarnar al kriptoniano.

Anoche, Warner Bros anunció quién sería el afortunado nuevo hombre murciélago: Ben Affleck. La dececpción ha corrido como la pólvora por las redes sociales. Después de su nefasta interpretación de Daredevil hace unos años, nadie quiere volver a verlo en la piel de un superhéroe, y menos de uno tan importante y carismático como Batman. Es verdad que ha ganado premios, que ha hecho buenas películas y blablabla, pero no. Señores de la Warner, escuchen nuestro clamor: ¡no queremos a Ben Affleck como Batman!

Ben-Affleck copia copia

Sólo el tiempo da y quita razones, así que espero tragarme mis palabras y ver dentro de unos años que el traje le sienta de maravilla y es el mejor Bruce Wayne que hayamos visto, pero, de verdad, lo dudo mucho, mucho.

En fin, sólo nos queda esperar, con la vana esperanza de que nos soprendan con un cambio de opinión que sería muy bien recibido…

Anuncios