No suelo hablar de videojuegos en este blog, pero no me puedo resistir a comentar algo que me tiene en ascuas.

Hace ya varios meses que Rockstar Games viene lanzando perlas de lo que va a ser la nueva entrega de su franquicia estrella: Grand Theft Auto. Somos muchos, muchísimos, los que esperamos con ansia contenida que se ponga a la venta y, por eso, cuando rondando las navidades se anunció que saldría en primavera de 2013, salimos corriendo a hacer la reserva de rigor para no quedarnos sin nuestra unidad. Es poco habitual en mí este grado de fanatismo por un videojuego, insisto, pero es que mi relación con GTA viene de viejo.

Yo fui un jugador de consola tardío. En PC sí que tuve muchos; desde aquel arcaico 80-86 con tarjeta cga hasta hoy, con el SimCity y los Age of Empires. Si embargo, mi primera consola fue la Play 2 y cuando el GTA Vice City cayó en mis manos, lo hizo ya en versión platinum. Empecé con él sin conocer la franquicia (nunca jugué el famoso GTA III para PC) y quedé enganchado hasta la medula: buenos gráficos, jugabilidad estupenda, completa libertad de movimientos, un mapa enorme… Y huir de la policía, una de las actividades más divertidas.

Cuando tiempo después salió el GTA San Andreas, ya fue la repera. Aún mejor que el anterior, el juego nos permitía hasta meternos en el gimnasio a hacer pesas y el mapa era aún mayor que el de Vice City. Una experiencia que aún hoy, muchos años después, recuerdo como increíble y con vicios de horas incontables.

Al igual que fui tardío para la Play 2, lo he sido para la Play 3. Es por eso que el GTA 4 se me pasó, al no sacar su edición para PS2, lo que me dejó compuesto y sin videojuego. Me tenía que conformar con seguir consolándome con mi PES. Pero por fin pasó: me compré la PS3 aún cuando pensaba que no la quería. Eso me permitió pillarme por fin algunos juegos a los que les tenía ganas, como el mencionado GTA 4 o el Fallout New Vegas. Si bien aún no he tenido tiempo para terminarlos, están ahí en el banquillo de mi tiempo libre.

Pero lo que viene, este GTA V, está llamado a salir de titular desde que se incorpore a la plantilla.

GTAV en La llamada de la espada

Lo poco que sabemos de él a día de hoy es que Rockstar ha vuelto a superarse con un mapa gigantesco, teniendo que controlar a tres personajes (los rumores hablan de que uno de ellos puede ser Vincent, prota de Vice City, años después y con otra identidad), unos gráficos que quitan el hipo, tiroteos y muchos, muchos coches para robar.

La única pega en todo esto es que se ha retrasado la fecha de salida del juego, que ha pasado de ser primavera de 2013 a 9 de Septiembre de 2013, lo que ha provocado toda una ola de indignación en los aficionados que ya hemos hecho nuestra reserva. La espera se amplía, así que sólo nos queda esperar que no se haya hecho para generar exprectación y que al final valga mucho la pena.

Lo único bueno del retraso es que tal vez me de tiempo de terminar el GTA 4 mientras tanto…

GTA 5 promete mucho...
GTA 5 promete mucho…
Anuncios