Quindarst es una de las ciudades con mayor peso estratégico del sur de Kisea. A caballo entre el norte y los Tres Grandes Reinos del Sur, su Puerto de Tardos se ha convertido en parada obligada para todos aquellos que pretendan comerciar a través del Tar-Anmir, el Mar Gris.

Como capital del reino de Lahmna, Quindarst es el principal centro económico de la Costa Gris y a través de él se establecen las principales rutas marítimas del oeste del continente. Es una ciudad próspera cuya principal fuente de ingresos procede de los aranceles cobrados por las mercancías que circulan a través de su puerto.
La ciudad está completamente amurallada, pero a medida que ha ido creciendo sus murallas han crecido también, creando una red de círculos concéntricos de piedra. En ese centro se encuentra las Tres Torres, la fortaleza en la que vive el rey y se gestionan los asuntos del reino, llamada así por albergar tres bastiones en su interior: La Torre del Rey, la Torre Gris y la Torre del Trono.  Esta fortaleza se encuentra sobre una pequeña loma que hace que sobresalga sobre el resto de edificios, con un aspecto imponente y majestuoso. Esta fortaleza comprende el núcleo principale del barrio de Esperanza.
La ciudad tiene dos entradas principales. Por el este se encuentra el Bastión del Este, una enorme puerta de madera tachonada con grandes remaches metálicos. Tras ella se encuentra un enorme rastrillo. La otra es la Puerta al Mundo, que es el acceso desde el Puerto de Tardos y el Mercado de Agua.
Por el norte y el sur se encuentran la Puerta del Bosque y la Puerta de la Tormenta, de mucho menos tráfico aunque también muy vigiladas. Todas ellas se cierran durante la noche. En el caso de que fuera necesario el acceso a la ciudad en esas horas, sólo se permite a través del Bastión del Este y sólo tras un riguroso control de seguridad.
El Mercado del Agua es el principal mercado de la región y en él confluyen cientos de mercaderes de toda Thera a ofrecer sus mercancías de lo más pintorescas y variopintas. El nombre lo recibió de la Gran Sed, una época de sequía terrible acaecida ciento cincuenta años atrás. En esa época, sólo el Manantial Ergonian, del que recibe su nombre el bosque Tir-Ergonian, se mantuvo fuerte en muchos kilómetros a la redonda. En el Mercado se vendía el agua obtenida en el bosque. A medida que la sequía fue desapareciendo, otros puestos fueron sustituyendo a los de agua hasta que el lugar se convirtió en el centro neurálgico del comercio en todo el oeste de Kisea.
Históricamente ha estado gobernada por la estirpe de Taren, en la actualidad representada por Kreón Taren III, un gobernante bueno e inteligente que rige los destinos de su pueblo con solvencia. Su familia la forman su esposa Lady Fasila y sus hijas, Loena y Leicar.
Los eternos rivales de la familia Taren son los Clem, que gobiernan la vecina región de Clemthan. Si Quindarst tiene el monopolio de tránsito marítimo en la Costa Gris, Marsila de Clem lo tiene de la siderurgia, pues sus ricas minas son famosas en todo el continente. Hasta el momento, se ha establecido un delicado equilibrio entre los metales vendidos por ellos a los Taren y los precios de éstos a sus mercancías de cara al resto de Thera.
Las disputas entre los dos reinos han sido frecuentes, provocando varias guerras muy cruentas denominadas las Guerras de Hermanos.

(Extracto de Geografía e Historia de Thera. Varios Autores.)
Anuncios