Ya se ha pasado. Ya todos estamos de vuelta con nuestras vidas, nuestros quehaceres, trabajos, y demás. Atrás han quedado dos días intensos y fantásticos. Se han terminado las II Jornadas Abretelibro, celebradas el pasado fin de semana. El nivel de calidad humana reinante fue indescriptible y el de calidad como escritores, también. Invitados de lujo como Javier Negrete (La espada de fuego, Salamina), Santiago Morata (La sombra del faraón, Milenio de Pasión), Jorge Magano (La isis dorada, Fabuland), Antonio Garrido (La escriba), Jerónimo Tristante (1969, El misterio de la casa Aranda), Olalla García (El jardín de Hipatia, Las Puertas de la Seda), Alejandro Diego (Leyendas de Eillar’had) y alguno más que se me queda en el tintero, han vestido este evento de un innegable resplandor literario dificilmente repetible en otros actos similares.
Pero tan importante como la aportación de las diferentes mesas redondas incluídas en el programa, de las cuales yo tuve el inmenso orgullo de moderar la de Fantasía junto a Negrete y Alejandro Diego, fue el hecho de poner rostro y voz a cuantos foreros se dieron cita en el evento. La fría letra escrita en el foro se hizo palabra y gestos, algo muy de agradecer en tiempos como los de hoy de puro anonimato y nick.
A continuación, os dejo algunas fotos. No son muy buenas, pero espero acualizarlo a medida que vaya consiguiendo más y mejores…


Anuncios