Anoche se fue el más grande, el Artista con mayúsculas, el tipo que más discos ha vendido en la historia de la música. Icono de masas e ídolo de varias generaciones, Michael Jackson ha dejado una huella inmborrable en este mundo, tanto con su fulgurante carrera musical como por su polémica vida privada que, tristemente, en ocasiones ha llegado a eclipsar su imagen. Vaya desde aquí mi admiración por este hombre incansable, innovador y solidario. Sus letras quedarán por siempre en el imaginario colectivo de mucha gente que ha bailado y disfrutado con su arte.

Descanse en paz. El Rey ha muerto. ¡Larga vida al Rey!
Anuncios