La Fantasía ha sido considerada siempre un género “menor” y como propia de literatura juvenil e infantil. Dragones, elfos, enanos, magia, mundos extraños…Todo más adecuado para mentes en desarrollo que para adultos. Pero hay muchos autores que se empeñan en demostrar la falsedad de estas premisas: Tolkien, Úrsula K. Leguin, David Eggins, Michael Moorcock, George R.R Martin, y muchos más, le han dado a la fantasía una visión profunda y muy madura que la han hecho accesible para el público más exigente. Sin embargo, no es de estos “grandes” y clásicos de los que quiero hablar, sino de la nueva ornada de escritores de fantasía que han explotado o comienzan a explotar en España y que conforman y conformarán el panorama literario del género en España durante los próximos años.
El más conocido de todos ellos quizás sea Javier Negrete, absolutamente consolidado con obras de sobra conocidas como La Espada de Fuego y su continuación El Espíritu del Mago, además de Señores del Olimpo, o Alejandro Magno y las águilas de Roma. Son obras de reconocida calidad premiadas hasta la saciedad, como el Minotauro de 2006 o el Celsius 232 de 2008.
También se debe mencionar a David Mateo, conocido por su pseudónimo: Tobias Grumm, y su extraordinaria trilogía La Tierra del Dragón. La lista de autores de éxito nacidos en nuestra patria no puede dejar pasar la presencia de otro de los grandes: León Arsenal (Máscaras de Matar, premio Minotauro en 1997).
Pero no es de estos autores de los que quiero hablar, pues en los últimos tiempos ha surgido una nueva ornada de escritores a los que merece la pena hacerle un buen seguimiento:

Carolina Lozano: esta catalana de tan sólo 27 años ya tiene publicados dos libros, Districte V (Ellago Ediciones,2008) y La Cazadora de Profecías (ViaMagna, 2008). Además, tiene otro en preparación que tendrá por título El Poder el Mago.

Javier Bolado: aunque su dedicación va esencialmente encaminada a la ilustración, pues ha dibujo diversos mangas, como Myth Wars, Two sides , o Evan S.D, se ha lanzado al mundo de la literatura con La Canción de la Princesa Oscura (Timun Mas, 2007) y su secuela El Anhelo del Destino (Timun Mas, 2008), las primeras novelas de fantasía tipo manga que han sido muy bien acogidas por los aficionados de ambos géneros.

Alfonso Cea: este autor ha retomado los elementos más clasicos de la fantasía épica en su obra El despertar de las almas errantes (Mundos Épicos, 2008), primera entrega de Los Héroes Malditos, en la que reune a elfos, enanos y magos, para mezclarlos en una trepidante aventura combinándolos con nuevas razas y escenarios para darle un nuevo vigor al género de la épica.

Francisco Javier Illán Vivas: este prolífico autor, con diversas incursiones previas en la literatura, se embarca con La Maldición: La cólera de Nébulos, libro I (Nausícaä, 2006) y su secuela El rey de las esfinges, La cólera de Nébulos, libro II (Loto XII, 2008) en el género fantástico con gran éxito entre los aficionados aparte de ser un asiduo de las jornadas literarias y encuentros por toda la geografía española.

José Ángel Muriel: con su única novela publicada Ladrones de Atlántida (CyM, 2007) ha realizado una reescritura del mito de la Atlántida desde un punto de vista fresco y renovado envuelto en una riguroso proceso de documentación, que ha recibido una gran acogida entre autores y aficionados del género histórico-fantástico.

Alejandro Diego: con su primera novela La sombra del Norte. Leyendas de Eillar’had I (Globalia Ediciones Anthema, 2006), este autor salmantino ha sosprendido a aquellos afortunados que han podido hacerse con él, a pesar de la penosa labor de distribución de su editorial, con una historia compleja y magníficamente desarrollada, con personajes compactos y creíbles que te dejan con ganas de mucho más.

Seguro que se me queda alguno en el tintero, por lo que, cuando los rescate, haré una segunda lista de autores que van pegando fuerte en el género fantástico español y que son el presente y el futuro de esta literatura. Si alguno de estos nombres aún no te suenan, tranquilo, estate atento a las novedades porque pronto sus nombres estarán en los escaparates de todas las librerías.

Anuncios