Pues sí, ya está aquí un año más la XX Feria del Libro de Las Palmas y, como cada año, las mismas limitaciones y defectos de años anteriores. Como siempre, la publicidad que se le ha dado al evento es nula. Por poner un ejemplo, el programa sólo se puede conseguir en la misma feria. El que hubiera estado interesado no habría, ni lo hará ahora, podido encontrarlo ni en prensa ni en Internet. O sea, que hasta el mismo día de la inauguración no era posible saber el horario o los autores invitados.
Por decir algo positivo, este año han creado un programa muy completo con gran variedad de actividades. Si bien ninguna de ellas tiene gran atractivo, por lo menos han sabido llenar el tiempo libre. Los autores, sin ser cracks mundiales, por lo menos son conocidos y reconocidos, como nuestro Alberto Vázquez Figueroa o Fernando Delgado.
Dos puestos en concreto me gustaría destacar. Por un lado el de la librería Jable, quienes con apenas unos años de existencia ya están en lo más alto del mercado en la ciudad. La prueba de ello es que ya han salido en prensa, radio y televisión, pues ayer mismo su stand salía en Antena3 (momento recogido en las fotos que puedes ver aquí).
El otro puesto que me gustaría recomendar es Lisema, dedicado a los libros de segunda mano. Éste es uno de los más visitados, y con buenas razones: buenos libros a buenos precios. No diré más.
La Feria del Libro es un acontecimiento social y cultural, una ventana al mundo editorial y del libro en general. Sin embargo, creo que en Las Palmas debería hacerse mucho más, como hacer un buen esfuerzo por traer algún autor puntero, o realizar actividades que atraigan más a la gente. Y por supuesto, darle más bombo y publicidad, que es muy triste que a día de hoy aún haya gente que te diga: “¡Ah!, ¿ya empezó la Feria?”

Anuncios