Tormenta de Espadas es la tercera entrega de la exitosa serie Canción de Hielo y Fuego del autor estadounidense George R.R. Martin, una gigantesca serie de fantasía publicada de España por Gigamesh que ha obtenido una excelente acogida por parte tanto de la crítica como como del público. Prueba de la gran calidad de toda la obra es el número de premios que ha recibido:
1997 – Locus de fantasía por Juego de tronos
1999 – Locus de fantasía por Choque de reyes
2001 – Locus de fantasía por Tormenta de espadas
2002 – Geffen (Israel) de fantasía por Tormenta de espadas
2003 – Ignotus (España) por Juego de tronos
2004 – Ignotus por Choque de reyes
2006 – Ignotus por Tormenta de espadas
2007 – Galaxy (China) de fantasía por Canción de hielo y fuego

La historia está plagada de personajes excelentemente definidos. A través de los ojos de una gran cantidad de ellos, pues cada capítulo está dedicado a uno diferente, vemos desarrollarse la historia desde todos los puntos de vista posibles. Ponerse de uno u otro bando ya depende exclusivamente del lector.

Martin consigue desarrollar una historia compleja y conmovedora mezclando intriga palaciega con la fantasía más clásica. Sin embargo, esta última aparece a pequeños sorbos. En el primer libro se da a entender que cosas como la magia o los dragones han dejado de existir, pero poco a poco vamos viendo que eso no es del todo cierto.
Otro elemento original en CdHyF es que en este mundo las estaciones duran décadas. De esta forma, presenciamos el cambio de verano a invierno. Es un proceso lento y paulatino, pero está en mente y boca de todos, pues son pocos los recuerdan el último invierno que azotó el mundo.
La historia comienza con la muerte de Robert Baratheon, rey de los siete reinos. A partir de ese momento, comienza una lucha feroz por la corona y la supervivencia entre los distintos aspirantes al trono. La familia Stark, amiga intima de los Baratheon, se ve dispersada por el mundo, siendo ellos una de las líneas argumentales principales de la historia. En frente, los Lannister, herederos del trono y siempre bajo sospecha de asesinar al rey. La guerra está servida.

Es una saga altamente recomendable para todo buen aficionado a la fantasía. Su único defecto es que la gran cantidad de personajes que aparecen pueden hacer que uno se desconcierte en algunas etapas de la historia. Aún así, es un obra excelente de principio a fin.

La cuarta entrega de la saga, Festín de Cuervos, está ya en las librerías!!

Anuncios