-Sonrío-

Huyes, ligero pensamiento,
enfrentado a las duras pruebas de la cordura.
Vuelas, no te retengo;
te safas de mis cadenas debilitadas,
marchitas…cansadas
Sonrío

Huyes, sueño reparador,
dejando abiertos mis ojos agotados.
Mis manos cansadas piden descanso
a una mente que no sueña.
Descanso eterno.
Sonrío.

Loco atormentado, ebrio charlatán,
¿de qué te ríes?
Me río de esta futilidad,
de esta vida que crees que vives.

Anuncios